Noticias

El juicio de Trump en Nueva York comenzará en marzo de 2024, a mitad de las primarias presidenciales

El expresidente Donald Trump compareció virtualmente en la corte penal de Nueva York el martes, por primera vez desde que se declaró inocente de 34 cargos de falsificación de registros comerciales el mes pasado.

Un Trump de aspecto severo apareció en video frente a el magistrado Juan Merchan para escuchar los términos de una orden de protección que le prohíbe revelar evidencia pública. Trump, cuya leída de cargos personal el mes pasado en el mismo tribunal estuvo acompañada de medidas de seguridad masivas y operaciones paralizadas allí durante el día, apareció virtualmente desde Florida, con el abogado Todd Blanche a su costado.

Merchan además fijó una plazo de madurez en el caso: 25 de marzo de 2024. Para entonces, al menos 25 estados ya habrán realizado sus primarias presidenciales, según las fechas programadas actualmente.

Cuando el magistrado le preguntó si tenía una copia de la orden, Trump dijo: «Sí, la tengo», y reconoció que la había revisado con su abogado.

Blanche le dijo a Merchan que Trump es un «principal contendiente» en la carrera presidencial y está «preocupado de que se estén violando sus derechos de la Primera Mejora». Merchan dijo que la directiva «no es una orden de mordaza» y «ciertamente no es mi intención impedir de ninguna guisa la capacidad del señor Trump para hacer campaña por la presidencia de los Estados Unidos».

«Ciertamente es escapado de desmentir los cargos. Es escapado de defenderse de los cargos. Es escapado de hacer campaña. Es escapado de hacer casi cualquier cosa que no viole los términos específicos de esta orden de protección», dijo el magistrado. adjunto. .

Blanche dijo que su cliente «entiende que debe cumplir» con la orden.

Merchan advirtió que si Trump violaba la orden, podría resultar en una «amplia variedad de sanciones», incluida «una afirmación de desacato, que es punible por ley».

«Entendido, Su Señoría», respondió Blanche.

Triunfo se quejó sobre la orden de protección y la plazo del madurez en su sitio web de redes sociales Truth Social luego de la audiencia.

“Acabo de tener una audiencia en la Corte Suprema del condado de Nueva York donde creo que mis derechos de la primera mejora, ‘permiso de expresión’, han sido violados, y nos presionaron para una plazo de madurez el 25 de marzo, preciso en medio de la escuela primaria. temporada. Muy injusto, pero esto es exactamente lo que querían los demócratas radicales de izquierda. Se vehemencia INCUMPLIMIENTO DE LAS ELECCIONES”, escribió.

Los fiscales argumentaron que la aparición supuesto era necesaria para evitar que Trump revelara información confidencial en el caso y luego afirmaron que desconocía los términos de la orden.

El expresidente Donald Trump se sienta con su equipo de defensa en la mesa de la defensa en un judicatura de Manhattan el 4 de abril de 2023 en Nueva York.Archivo Seth Wenig / AP

“Si el dibujado viola los términos de una orden de protección procesal, la clan puede intentar hacer cumplir los términos procesando por desacato penal en segundo división”, dijo la fiscalía en una demanda el mes pasado. Al instituir dicho parecer, se requerirá que el Pueblo demuestre que el dibujado estaba al tanto del contenido de la orden».

Los abogados de Trump argumentaron en las demandas que la orden de protección era «extremadamente restrictiva» y que lo que proponían los fiscales sería «un bozo extraordinariamente amplio y sin precedentes para un importante candidato a la presidencia de Estados Unidos».

Pero Mercan falló en gran medida a auspicio del fiscal a principios de este mes. Su orden significaba que cualquier persona con acercamiento a la evidencia entregada por los fiscales al equipo de Trump no debe «copiar, distribuir o divulgar» el material a terceros, incluidas las plataformas de redes sociales, «sin la aprobación previa de la corte».

La orden de Merchan además mencionó a Trump, diciendo que puede revisar «Materiales de difusión limitada» confidenciales solo en presencia de sus abogados y «no se le permite copiar, fotografiar, transcribir o poseer de otra guisa de forma independiente».

Los fiscales de la oficina del fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, argumentaron que la medida cautelar era necesaria en parte adecuado a la repetida destrucción pública por parte de Trump de dos de los testigos de su caso, el exabogado de Trump Michael Cohen y la suerte de cine para adultos Stormy Daniels.

NBC News se ha comunicado con los abogados de Trump y un portavoz de la fiscalía para hacer comentarios sobre la audiencia del martes.

Trump ha sido dibujado de falsificar los registros de la compañía relacionados con los pagos de plata secreto a Daniels y otra mujer en dirección a el final de su campaña presidencial de 2016 para evitar que hablen sobre sus acusaciones de tener aventuras con él. Se declaró inocente y dijo que no tuvo una relación extramatrimonial con ninguna de las dos mujeres.

Cohen se declaró culpable de cargos relacionados con los pagos y otros cargos penales en 2018 y fue sentenciado a tres primaveras de prisión. Ha sido sincero sobre su cooperación con el Ocupación Sabido y sus críticas a su exjefe.

En un comunicado el martes, Cohen dijo: «No tengo ninguna confianza en que Donald cumplirá con los términos de la orden de protección. Su enojo con el sistema que lo hace responsable es tan severo que no podrá controlar sus acciones. Está como un chaval petulante.

En una demanda la semana pasada, la oficina del fiscal de distrito rechazó una solicitud del equipo de Trump para obtener más información sobre parte de la teoría legítimo detrás de su caso.

Los abogados de Trump habían solicitado información, conocida como afirmación de detalles, en un esfuerzo por formarse más sobre la evidencia en su contra, incluida la coartada legítimo para revelar los registros falsificados como un delito profundo en circunstancia de un delito último.

Según la ley de Nueva York, para que el cargo sea un delito profundo, el dibujado debe activo creado registros falsos con la intención de cometer u ocultar «otro delito profundo».

Los fiscales dijeron que ya han entregado y seguirán entregando más pruebas de las que exige la ley, y que los abogados de Trump no tienen derecho a más. “La denuncia no necesita identificar un delito específico que el dibujado pretendía cometer o encubrir, y el dibujado no tiene derecho a dicha información en un boletín estatal”, agregaron.

Trump se ha quejado de que el caso penal presentado por el fiscal de distrito demócrata es parte de una «cetrería de brujas» partidista en su contra, alegando que Merchan, un magistrado penal del estado de Manhattan, «me odia».

Los abogados de Trump presentaron documentos a principios de este mes para transferir el caso a un tribunal federal. Esa solicitud está irresoluto.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *