Noticias

Manifestantes de Perú chocan con la policía después de que el presidente pide un cese al fuego

Miles de manifestantes salieron a las calles de la renta de Perú y fueron recibidos con ráfagas de gases lacrimógenos y perdigones en medio de enfrentamientos con las fuerzas de seguridad pocas horas posteriormente de que la presidenta Dina Boluarte llamara a un «parada el fuego» en casi dos meses de protestas.

La protesta antigubernamental del martes fue la viejo -y más violenta- desde el jueves pasado, cuando grandes grupos de personas, muchas de ellas de remotas regiones andinas, descendieron a la renta para exigir la renuncia de Boluarte, elecciones inmediatas y la disolución del Congreso.

Ayer de la semana pasada, la mayoría de las grandes protestas antigubernamentales que siguieron al derrocamiento del presidente Pedro Castillo tuvieron área en regiones remotas de Perú, en gran parte en el sur del país, lo que reveló profundas divisiones entre los residentes de la renta y el campo, ampliamente olvidado.

La crisis, que ha desencadenado la peor violencia política en Perú en más de dos décadas, comenzó cuando Castillo, el primer líder peruano de origen rural andino, intentó frenar el tercer cordura político a su muchacha gobierno al ordenar la disolución del Congreso el 7 de diciembre.

En cambio, los legisladores lo acusaron, la policía franquista lo arrestó antiguamente de que pudiera encontrar refugio y Boluarte, quien era su vicepresidente, prestó fidelidad.

Desde entonces, 56 personas han muerto durante los disturbios que involucran a los simpatizantes de Castillo, 45 de las cuales murieron en enfrentamientos directos con las fuerzas de seguridad, según la Defensoría del Pueblo de Perú. Ninguna de las muertes ha sido en Mediacaña.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *